10 Consejos para evitar el efecto rebote

Es el principal enemigo de las dietas. Después de perder peso, y de todo el esfuerzo que te ha llevado conseguirlo, es normal que quieras mantenerlo lo máximo posible. Tranquilo porque, independientemente de la dieta o cirugía que hayas utilizado para perder peso, existen formas de evitar que la báscula vuelva a subir. Si sigues leyendo te voy a explicar cómo evitar el efecto rebote, qué factores influyen en la recuperación de los kilos y cómo puedes conseguir mantener tu peso en el tiempo.

¿Qué es el efecto rebote y por qué se produce?

Ya conoces que el efecto rebote es la recuperación de peso después de haberlo perdido tras terminar una dieta. A veces incluso se supera al peso inicial anterior a la dieta. 

Muchas personas, no solo pacientes, sino también especialistas en alimentación, acusan a las dietas que promueven la pérdida rápida de peso, de causar este efecto rebote. 

Pero esto no es así. En realidad, si sufres el efecto rebote es porque se pueden dan tres cuestiones principales:

1-Durante la dieta has perdido masa muscular.

Tienes que asegurarte que la dieta que sigues solo te haga perder grasa. Si también pierdes músculo, evidentemente perderás más peso, pero al reducir tu musculatura tu organismo se vuelve más lento y propenso a adquirir grasa y no quemarla, una vez terminada la dieta.

Recuerda que el músculo es el tejido activo del organismo encargado de utilizar los hidratos de carbono y la grasa para generar energía. Si no tienes musculatura, la grasa y los azúcares se irán acumulando con mayor facilidad. 

Por lo tanto, cuando elijas una dieta, esta tiene que ayudarte a eliminar la grasa cuanto antes, sin reducir tu musculatura.

2-Tu metabolismo ha cambiado.

Si tu metabolismo cambia tras la dieta esto es algo que no puedes modificar. Así, si después de una dieta, te aumenta la sensación de hambre o tu cuerpo empieza a gastar menos energía que antes, es muy probable que recuperes el peso perdido. Esto también puede ocurrir por otras causas, como la llegada de la menopausia o tras el embarazo y lactancia.

No obstante, no todo está perdido porque puedes evitar el efecto rebote cambiando ciertos hábitos y alimentos que te ayuden a combatir esa sensación de hambre sin necesidad de atracar la nevera.

3-No has aprendido hábitos de alimentación saludables.

Si durante la dieta no has aprendido a comer adecuadamente y no has interiorizado ciertas conductas, con toda seguridad volverás a hacer lo que hacías antes y a comer como lo hacías. Por lo tanto, recuperarás el peso perdido.

Si no haces lo que hacías antes, no tiene por qué haber efecto rebote. 

¿Esto significa que hay que estar a régimen toda la vida? Sí y no. No se trata de restringir el consumo de calorías para siempre, pero debes entender que el sobrepeso y obesidad son enfermedades crónicas que debes cuidar de por vida. No vale con perder peso y olvidarte de la dieta hasta dentro de varios meses. Lo más adecuado es mantener los buenos hábitos para evitar el efecto rebote y mantenerte de forma saludable.

10 Consejos para evitar el efecto rebote

Si has terminado tu dieta y no quieres volver a la casilla de salida, toma nota de estos consejos esenciales para evitar el efecto rebote.

1-Consume proteínas a diario

Es necesario que tu aporte proteico diario sea el adecuado a las necesidades de tu metabolismo. Ni más ni menos proteínas. Lo bueno de las proteínas en su justa medida es que ayudan a quemar la grasa y contribuyen a la formación de músculo.

2-Consume alimentos de calidad 

Puede que consumas al final del día 1.500 kilocalorías, pero si son calorías vacías, como por ejemplo ocurre con el alcohol, no estás aportando los nutrientes, aminoácidos y vitaminas que tu cuerpo necesita. 

3-Cocina todo lo que puedas

Olvídate de los alimentos precocinados e intenta cocinar tus comidas, así podrás controlar los ingredientes y modo de cocción.

4-Aumenta el consumo de fibra

La fibra no solo es necesaria para el buen funcionamiento de los intestinos, sino que un aumento de la fibra dietética te aportará más saciedad y esto te ayudará a mantener el peso. 

5-Disminuye la cantidad de azúcares e hidratos de carbono simples. 

Ya sé que este tipo de alimentos son de fácil acceso y muy baratos, pero tienes que intentar evitarlos y no tomarlos con frecuencia si quiere evitar el efecto rebote.

6-Hazte controles

Realiza un seguimiento de tu peso y de las medidas corporales de vez en cuando. Así serás totalmente consciente de las oscilaciones de la báscula y podrás comprobar mejor la evolución de tu peso. 

7-Menos sedentarismo

Intenta pasar menos horas parado o sentado. No pases más de dos horas seguidas sin moverte de la silla. Aprovecha cualquier ocasión para subir y bajar escaleras, hacer trayectos andando y no en transporte, etc.

8-Practica ejercicio intenso

Practica ejercicio físico de forma intensa todo lo que puedas. Una, dos o tres veces a la semana, lo que puedas. Lo importante es sudar la camiseta y reforzar la musculatura.

9-Descansa y duerme lo suficiente

Si no tienes un sueño reparador, esto afectará al peso debido a que entra en juego una hormona asociada al estrés, el cortisol. El aumento del cortisol en el organismo favorece el aumento de peso porque incrementa el apetito y repercute en cómo se metabolizan las grasas, proteínas y carbohidratos.

10- Acude a tu médico profesional de la nutrición

Si a pesar de todo, ves que los kilos suben y no eres capaz de evitar el efecto rebote por ti mismo, podemos diseñar un plan individualizado que te ayude a mantener el peso.

Como ves, la batalla más dura no termina con la pérdida de peso, sino con su mantenimiento. Afortunadamente, hoy en día es posible perder peso rápidamente y evitar el efecto rebote. Déjame ayudarte a conseguirlo con el Método Pronokal. En todo momento, bajo estricto control médico, te acompañaré hasta alcanzar tus metas.  

Resuelve ahora tus dudas y solicita tu primera consulta online o presencial en Barcelona. O si lo prefieres puedes dejarme tus comentarios y dudas aquí abajo o a través de mis perfiles de Facebook e Instagram y mi canal de YouTube.

Disfruta de tu nuevo peso sin angustias ni temores. Contacta conmigo y te ayudaré no solo a perder peso, sino también a ganar salud.

Deja un comentario