Dieta cetogénica. 10 consejos para lograr tus objetivos

Has decidido ponerte a dieta y por fin has dado el primer paso para bajar esos kilos que se han acumulado a lo largo de meses e incluso años. Has decidido realizar una dieta cetogénica, ¿pero sabes bien en qué consiste? ¿Quieres conocer 10 consejos esenciales para que esta dieta te ayude a alcanzar tus objetivos sin arriesgar tu salud? Si has respondido que sí, este artículo te va a interesar.

¿En qué consiste la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica, también llamada dieta keto, se caracteriza por eliminar el consumo de carbohidratos (azúcares, cereales, legumbres, frutas, etc.). De esta manera nuestro cuerpo entra en cetosis. 

¿Qué significa cetosis? Pues que nuestro organismo, al que le dejamos de aportar su principal fuente de energía, que son los hidratos de carbono, tiene que recurrir a las grasas que tiene almacenadas para obtener así la energía que necesita. De este modo, el cuerpo enseguida empieza a adelgazar y perder grasa (y no músculo, como sucede con otras dietas). Esta es la base de determinados tratamientos para la pérdida de peso, como es el caso del Método Pronokal.

No obstante, no todas las dietas cetogénicas funcionan exactamente así. Muchas de ellas hacen aumentar el consumo de grasas y de proteínas, lo cual no es nada saludable. Sin embargo, en el Método Pronokal, además de reducir la ingesta de carbohidratos, también se reducen las grasas y se aporta la cantidad adecuada de proteínas que el cuerpo necesita sin sobrecargarlo.

Como ves, puedes elegir entre una dieta cetogénica saludable o no. 

Pero además de esta diferencia en cuanto al consumo de grasas y de proteínas, hay otra cuestión importante a la hora de realizar una dieta cetogénica con total seguridad. 

Se trata de la supervisión de la dieta por parte de un profesional. Es esencial que, si quieres comenzar una dieta cetogénica, cuentes con el control médico. 

De no hacerlo, puedes poner en riesgo tu salud porque, las dietas cetogénicas no están recomendadas para todo tipo de personas. Como médico te indicaré cuál es el tipo de dieta más adecuada para ti y tus circunstancias.

También te puede interesar: Dieta pronokal, ¿por qué es tan eficaz?

10 consejos para lograr tus objetivos con la dieta cetogénica

No te compares

Intenta no compararte con otra persona que haya hecho o esté haciendo también una dieta cetogénica porque esto sólo contribuirá a angustiarte y a que pienses que lo estás haciendo mal o que pierdes poco.

Como te he explicado, hay muchos tipos de dietas cetogénicas que tienen matices diferentes y consiguen resultados distintos. Pero, además, cada persona por su metabolismo, actividad física o presencia o no de otras enfermedades, responde a las dietas de forma dispar. 

No desistas si te estancas

Es posible que, estando en cetosis, de pronto notes que la báscula se estanca y no muestra que de una semana a otra hayas bajado de peso. 

¡Que no cunda el pánico! Esto es normal y pasa por diferentes razones. Es posible que no estés perdiendo peso, pero sí volumen. Compruébalo con tu ropa o con la cinta métrica, ya verás como sí que está funcionando la dieta, aunque tu báscula en ese momento no lo demuestre.

Lo importante es que no desistas ni tires la toalla porque hay condiciones normales que explican este “parón” en el ritmo de pérdida de peso. Debes continuar con el plan de alimentación y enseguida verás cómo la báscula refleja tu esfuerzo.

Ojo con la retención de líquidos

Uno de los posibles motivos de estancamiento de la pérdida de peso en la báscula tiene que ver con la retención de líquidos. Ten en cuenta que la menstruación y la falta de movilidad provocan retención de líquidos y por eso la báscula puede que no refleje la pérdida de grasa y que, además, notes que la ropa te queda incluso más justa. 

Si te ocurre esto, antes de romper la cetosis y abandonar tu dieta cetogénica, conviene que te muevas. Ya verás que con el ejercicio te vas a sentir con menos hinchazón. 

Infórmate bien

Esto es esencial. 

Tienes que informarte adecuadamente antes y durante la dieta. No puedes atender a los comentarios que puedan hacer posibles saboteadores de tus objetivos. Al contrario, debes consultar siempre con tu médico o con tu especialista en nutrición para seguir una dieta. 

Recurre siempre a profesionales de la salud para resolver cualquier duda. En el caso del Método Pronokal, la dieta debe ser prescrita obligatoriamente por un médico prescriptor. Solo los médicos podemos evaluar tu situación real de salud, prescribir analíticas y ajustar la dieta a tus necesidades.

Adapta la dieta a tu estilo de vida

La dieta no puede ser el centro de tu vida. La dieta tiene que estar adaptada a tus horarios y estilo de vida. Conviene que te tomes este proceso como un cambio nutricional. Si no logras adaptar la dieta a tu forma de vida, te cansarás muy pronto y, si consigues llegar a perder peso, te costará mantenerlo. Aquí tu médico o especialista en nutrición será clave para conseguir esa adaptación y éxito en los resultados.

Haz ejercicio

Cuanto más músculo tengas, más adelgazarás. El músculo es la clave para adelgazar más rápido, ya que es el tejido encargado de quemar la grasa. 

Además de ser tu mejor aliado para bajar de peso, el ejercicio físico tiene innumerables beneficios para toda tu salud. Es por eso que, junto con la dieta cetogénica, necesitas hacer ejercicio. 

Pero, además, ten en cuenta que el ejercicio no solo lo debes practicar para bajar de peso o para compensar un exceso de calorías. Si esta es la única razón por la que practicas ejercicio, en cuanto hayas alcanzado tus objetivos, lo dejarás aparcado. Así que es mejor que hagas deporte porque te gusta, te relaja y sobre todo porque es esencial para tu salud y mantener tu peso. 

En el caso del Método Pronokal, planteamos un entrenamiento personalizado. No se trata de que pases horas entrenando a diario, sino de realizar ejercicios correctamente programados y diseñados para ti y tus objetivos. 

Planifica tus comidas

Es muy aconsejable que planifiques tus comidas y en base a ello, realiza la lista de la compra. Si la compra no está planificada, es muy probable que acabes comprando cualquier cosa, y que esto perjudique la calidad de tu alimentación e interrumpa tu bajada de peso. 

Consume alimentos de calidad

Elige alimentos naturales y evita por ejemplo las carnes procesadas. Además de ser menos saludables, estos alimentos procesados pueden contener azúcares. De igual modo ocurre con las grasas, solo debes tomar aquellas que son saludables, como el aceite de oliva.

Sé constante

Busca una rutina de alimentación realista que seas capaz de mantener. No te pongas metas imposibles porque eso te decepcionará. 

Ten en cuenta que alimentarte bien es algo que debes hacer toda tu vida y por eso tu dieta es el comienzo de un cambio de hábitos.

Cuida tu tiempo libre, descansa y quiérete mucho.

Intenta practicar actividades que te resulten placenteras. Así podrás reducir el estrés, evadirte de los problemas y descansar mejor cada noche. Si llevas una vida activa y repleta de momentos agradables, no estarás pensando en llenar tu estómago a todas horas ni liberar tu estrés con la comida. En definitiva, cuídate a nivel emocional y dedica un tiempo libre a tus cuidados y mimos.

¿Qué te han parecido estos consejos? Si aún tienes dudas sobre la dieta cetogénica o quieres saber si el Método Pronokal es adecuado para ti estaré encantado de ayudarte. Puedes solicitar tu primera consulta online o presencial en Barcelona. O si lo prefieres, puedes dejarme tus comentarios u otros consejos para llevar una dieta cetogénica aquí abajo o a través de mis perfiles de Facebook e Instagram y mi canal de YouTube. Siempre feliz de ayudarte y de leer tus comentarios. ¡Hasta pronto!

Comparte con...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

4 comentarios en “Dieta cetogénica. 10 consejos para lograr tus objetivos”

    • Hola Ana!
      La dieta cetogénica con productos es la que os hablo en el vídeo. También se puede elaborar una dieta cetogénica sin productos pero cabe destacar que no es ni tan rápida ni tan eficaz y hay que vigilar bien la suplementación en muchos casos. Pero sí se puede hacer, claro!
      Gracias por tu comentario!

      Responder
  1. Me ha gustado la explicación sobre los 10 consejos, súper importantes para llevar y tener una vida sana. Me quedo con la frase: «te tienes que querer mucho» Si te quieres todo es posible y todo se hace con gusto.
    Gracias Dr. Jordi

    Responder
    • Hola Margarita!
      Muchas gracias por tus palabras. Sí creo que el hecho de perder peso es muy emocional, y el mantenerse después también. Este tipo de tratamientos no se pueden llevar a cabo como quien trata una faringitis, es un proceso crónico donde la autopercepción corporal es muy emocional.
      Un saludo!

      Responder

Deja un comentario